Tratamiento by Matriskin en Centro Josefina Carratú


Aquí me tienen con Sylvia, directora del centro Josefina Carratú

Hace unos días os hablé del centro estético y de belleza Josefina Carratú en nuestra sección de Tiendeando. Al ir a visitarlas para obtener información para el post y ver sus instalaciones, no me quedó más remedio que hacerles una consulta personal. No me podía ir de allí sin aprovechar su experiencia en tratamientos corporales.

Mi preocupación era la zona abdominal y las caderas, donde a los hombres se nos acumula la grasa y se hace más visible. Quería saber si había algún tratamiento que redujera esos depósitos de grasa localizada y que fuera efectivo, ya sabemos que muchas veces nos hablan de tratamientos que no son visibles si no haces muchas sesiones.


El primer paso fue la entrevista con una coach de belleza que me indicó el tratamiento adecuado, el número de sesiones y también si necesitaba alguna crema para complementar en casa (ésto último no es imprescindible pero en algunos casos es de vital importancia).


Cuadramos fecha y hora, y allí que me fuí ese día para hacerme el tratamiento. Me pasaron a una de las cabinas y me quité la camiseta. En ese momento, la persona que te atiende te hace una foto con tu propio móvil, para tener el antes y el después del tratamiento (al final del post os pondré las dos fotos a ver si notáis la diferencia). Después ya me estiré en la camilla y empezó haciendo una limpieza de la zona a tratar y a aplicar las cremas con los principios activos necesarios. Ellas trabajan con Matriskin y en mi caso se usó el tratamiento #RF/7 que consta de:


* Sérum GF/7

* Gel osmótico

Me aplicaron esa combinación exclusiva de productos con activos patentados, y después comenzaron con las maniobras de masaje (creadas por la técnico a nivel nacional Almudena Perera). En mi caso fueron una especie de pellizcos por toda la zona a tratar, no son masajes relajantes pero tampoco es algo muy incómodo, aunque si necesario para que esos productos se activen y hagan su efecto. Begoña, que fue la esteticién que me atendió, estuvo unos 15 minutos con los masajes, y después ya pasó a la siguiente fase, que es la Terapia Led.

Como se ve claramente en las imágenes, me puso sobre la zona esa lampara led y durante 20 minutos estuvo actuando sobre mi piel, potenciando aún más los principios activos de las cremas. Fueron dos luces distintas, primero una intermitente, duarnte 10 minutos, y la otra mitad del tiempo una fija. Os comento para que lo sepáis, que no es doloroso, solo se siente calor.

Pasado ese tiempo, Begoña procedió a limpiar la zona de los restos de cremas que pudieran quedar. Y para finalizar me aplicó unos activos para nutrir y refrescar la piel, esta vez si, con unos masajes la mar de ricos, jejeje.


Y aquí tenéis las fotos del antes y el después que os había comentado al principio. Si os fijáis en los laterales, se nota una reducción, sobre todo en el lado derecho. Me parece espectacular que uno pueda comprobar el efecto desde la primera sesión ¿verdad?. En mi caso puedo decir que salí de allí muy contento y con la intención de hacerme el tratamiento recomendado.

Espero que os haya gustado el post de mi experiencia. He de deciros que por supuesto es válido para hombres y mujeres, y para diversas partes del cuerpo y el rostro. No dejéis de informaros con Sylvia, Begoña o cualquiera del equipo de Josefina Carratú. En la pestaña «Tiendeando» de nuestro blog, podéis encontrar el post que dedicamos a su centro estético, ahí están los números de teléfono para concertar cita. O también podéis escribirnos un comentario y os ayudamos, tanto para pedirnos datos del centro como para preguntar por alguna duda que os haya quedado de este tratamiento.




Hasta muy prontito «littles»,
Ribasconb





Deja una respuesta