Diez años de Magdala Bijoux

El pasado jueves 1 de junio, en el número 8 de la Plaza Weyler de la capital chicharrera, algunos bloggers fuímos convocados por el colectivo de Tenerife Moda para celebrar el décimo aniversario de Magdala Bijoux.
Allí me planté unos minutos antes de las 10 de la mañana dispuesta a disfrutar de la compañía de Magdala y de otras bloggers que me encontré allí.
El acto comenzó con unas palabras del Consejero del Cabildo, Efraín Medina, y de la propia Magdala.
Nos hablaron de cómo se ha expandido la marca, teniendo 70 puntos de venta fuera de España en países como Francia, Holanda, Bélgica, Portugal, Italia, Alemania, Suiza, Turquía, Australia y E.E.U.U.
El icono de la marca es la cruz, por lo que también se habló de ella. Nos contaron sus inicios y pudimos ver su evolución.
Dicha cruz es de estilo bizantino con incrustaciones de perlas, cristales y piedras.
Tras las palabras de la anfitriona tocaba degustar el desayuno que nos había preparado a los que allí nos congregamos y del cual dimos buena cuenta.
Mientras comíamos hablábamos entre nosotros y con la propia Magdala, que he de decir que es un encanto de persona y muy cercana.
Nos contó que todo empezó con unas cruces que le regaló a su madre y que pudimos ver allí mismo expuestas.

Entre charla y charla aprovechábamos para admirar los productos y, cómo no, sacarles fotos aunque no le hagan justicia.

La colección Primavera – Verano de la marca se llama «Reinas de África», en la que se ha dejado llevar por la influencia de Makeda de Saba, Candance de Meroe, Cleopatra o Nefertari entre otras.
Mujeres fuertes, raciales, atrevidas, guerreras y valerosas.

La colección se ha dividido en dos partes:
La primera es divertida, colorista y tribal, con collares largos de cuentas de piedras de colores con adornos con piezas étnicas de metal ribeteadas con plásticos reciclados y cintas de colores.
La segunda más sofisticada y enigmática con collares cortos con piezas como serpientes o lagartos adornados con conchas, nácar y swarovskis.

También nos hablaron de «Jelua», que significa hermosa en árabe, de línea más sencilla y de venta directa para eventos.
Esta línea es más juvenil y versátil, dirigida a una mujer joven y dinámica.

  

Al finalizar el acto recibimos unos regalitos que me encantaron y que han hecho que, por fin, tenga en mi poder unas piezas de Magdala.

Desde aquí quiero agradecer a Tenerife Moda y a Magdala por contar conmigo para asistir al evento, ha sido un placer.
Nos vemos pronto…
Besitos, C

Deja una respuesta