Diccionario de moda: Pret-a-couture


Abrimos hoy una nueva sección en nuestro blog para definir términos del mundo de la moda que no sabemos muy bien lo que significan o simplemente aclarar conceptos.
Sin duda vamos a empezar con uno complicado, a mi modo de ver, y del que yo tenía total desconocimiento hasta hace poco tiempo. Es el que da título a nuestro post del día de hoy: Pret-a-Couture. 
En lineas generales podemos definirlo como una evolución de la moda y una nueva forma de entenderla, una fusión entre el Pret-a-Porter y el Haute Couture.



Vamos a empezar con este último concepto. Desde mucho tiempo atrás podemos considerar que la moda ha sido Alta Costura (Haute Couture), entendido desde el punto de vista de que cada persona al vestirse llevaba algo exclusivo porque debía de ir a su sastre o costurera y se confeccionaban la prenda que deseaban a su medida.



En los años 50 del siglo pasado llega una gran revolución, que es la democratización de la moda, y un concepto hasta entonces desconocido: Pret-a-Porter (Listo para llevar). Eso significa que habrá moda asequible para todos los mortales y no sólo para cierta clase que podía pagar la Alta Costura, eso si, sin la exclusividad que ésta ofrecía.
Durante años convivieron estos dos modelos de moda en plena armonía, hasta que hace una década, se observa que la globalización afecta muy duramente a la Alta Costura. Cualquier modelo que saliera en las grandes pasarelas del mundo, podía estar copiado y a la venta en poco tiempo, y además a precios notablemente inferiores al original.

Y es entonces cuando nace este nuevo concepto, que busca fusionar lo ya conocido para captar a esa clientela mundial que no quieren vestirse como la mayoría, pero que tampoco quiere o puede gastarse una fortuna en un vestido. Hablando de clientes, vamos a ver la evolución de los clientes de la Alta Costura:
* En los años 50 eran 15.000 personas
* En los 90 ya eran 2.000 personas
* Y en la actualidad son sólo unas 300 las que se pueden permitir pagar un modelo exclusivo.
Es aquí donde se observa la necesidad de buscar otra forma para captar esos clientes adinerados, aunque no grandes fortunas, que querían exclusividad.


El Pret-a-Couture tiene dos sistemas:
1.- Tener una serie limitada de modelos sin acabar del todo, con medidas standar, para acabarlos sobre el cliente.
2.- O partiendo de los modelos que la firma enseña en pasarela, y siempre bajo pedido, se pueden adaptar al cliente en talla o incluso variando el patronaje, personalizándolo a su gusto.
En ninguno de los dos casos tendrán ni las calidades ni las técnicas de la Alta Costura, de ahí su menor precio. No son colecciones producidas en serie, son vestidos-joya.
Este nuevo concepto enseguida se fue extendiendo y muchas casas de moda y diseñadores lo han tomado como suyo. En España tenemos el ejemplo de Teresa Helbig o sin ir más lejos, Sedormir Rodríguez de la Sierra, uno de nuestros diseñadores canarios más espectaculares.

Teresa Helbig

Sedormir

También tenemos, en el caso de los caballeros, la firma Massimo Dutti, que en algunas de sus tiendas aplican esta máxima del Pret-a-Couture.


Espero que os haya quedado claro el concepto de hoy. Si no es así no tenéis más que decirlo en los comentarios.

Nos gustaría que esta sección fuera abierta, y que si queréis saber el significado de cualquier término, tanto de la moda en general como ha sido éste, como algo de costura, o por ejemplo el nuevo vocabulario que leemos en las etiquetas de las prendas que nos compramos, lo que sea….nos lo hacéis saber por aquí o por nuestras redes y así iremos construyendo un diccionario que nos sirva a todos. ¿Os parece bien?



Hasta muy prontito «littles»,
Ribasconb

4 respuestas a “Diccionario de moda: Pret-a-couture”

  1. Me ayudó mucho. Gracias

    1. Gracias a tí por pasarte a leerlo.

  2. Muy bueno

    1. Gracias!

Deja una respuesta