La historia de mi tatuaje

Siempre me han gustado los tatuajes, pero nunca me había atrevido a hacerme uno. Aunque siempre tuve claro lo que me tatuaría si llegaba el día en el que diese el paso.

En mi mente tenía tatuarme un ojo de horus, para mí tenía un significado especial, pero la cosa cambió hace unos meses.

Para que entiendan lo que quiero transmitir con mi tatuaje, les tengo que contar la historia de mi padre:

El Sargento Sabina llevaba años con la enfermedad de Crohn, o eso le dijeron. Era un suplicio porque tuvo que eliminar alimentos que le perjudicaban y cambiar un poco su ritmo de vida.

Pero en noviembre de 2014 todo cambió. En una de sus recaídas de la enfermedad, le dijeron que tenía cáncer de estómago en fase terminal. Le daban pocos meses de vida.

Lo mandaron a casa con sus parches de morfina, medicamentos y sus citas para la oncóloga.

Ahora me voy a desviar un poco, pero luego me entenderán.

La gente cercana a mí sabe que adoro a Alejandro Sanz, ahora ustedes también lo saben, y una frase de la canción «Camino de rosas» me encantó y la hice mía.
La frase en cuestión es ‘Camino despacio, que todo me asombre’.

Vuelvo a lo que les venía contando.

Cada mes acompañábamos a mi padre a su cita con la oncóloga, a veces yo y a veces alguno de mis hermanos.

El 25 de mayo le tocaba cita con un médico, esta vez no tocaba oncóloga, y al llegar a su consulta pidió ser ingresado porque ya no podía más.

Cuando le diagnosticaron el cáncer, le dije que hiciera suya la frase de Alejandro Sanz. Que aprovechara todo lo que la vida la había puesto en el camino tal y como lo había hecho siempre. Que no se perdiera nada.
Y creo que eso hizo.

Cinco días después de ingresar en el hospital, mi padre murió.
Fue militar hasta el último momento, nunca se quejó.

Estando en el velatorio, le prometí que me tatuaría esa frase en mi piel para que nunca se me olvidase que hay que disfrutar de todo porque no sabemos qué nos puede pasar de un día para otro.

He tardado unos meses, pero el pasado 7 de septiembre tatué esa frase en mi piel.
Aún está en proceso de curarse, pero está muy bien.

Por cierto, el tatuaje me lo hice en una tienda de Santa Cruz de Tenerife situada en la Plaza del Chicharro:

Tengo el umbral del dolor muy bajo, con lo que me dolió bastante.
He aquí la «obra de arte» que hice en mi piel:

Tatuaje acabante de hacer
Tatuaje a día de hoy

Mi tatuaje no es gran cosa, eso pensará más de uno, pero para mí es muy importante.

Besitos, C

0 respuestas a “La historia de mi tatuaje”

  1. Me encanta el significado de esas palabras y q mejor q en tu piel como parte de una historia de tu vida…nadie dijo q fue un camino de rosas…

  2. Gracias por pasarte a leerme!
    Eres de las personas que estuvo a mi lado en los momentos más difíciles y sabes bien lo que significa para mí esta frase.
    😘😘😘😘😘

  3. Muy bonito conchy seguro que tu padre estara muy orgulloso de que hayas echo su frase en tu frase.un besito

  4. Gracias, preciosa!!
    Besotes

Deja una respuesta